Bienestar

Deshágase del desorden con feng shui

Autor
Kingston, Karen

Vivimos en una época especial y tenemos la fortuna de vivir en lo que la mayoría de los maestros espirituales actuales consideran como la época más importante para el desarrollo del espíritu humano en la historia del planeta.

El feng shui es el arte de equilibrar y armonizar el flujo de las energías naturales en nuestro entorno, con el fin de crear efectos benéficos para nuestra vida. Las cosas que queremos, las que usamos y apreciamos tienen una energía fuerte y vibrante que proyecta felicidad, lo cual permite que la energía del espacio fluya a través y alrededor de ellas. Si tenemos un propósito claro en la vida y nos rodeamos de cosas que tienen esa maravillosa energía que fluye con libertad, tendremos una vida feliz, dichosa y fluida. Por el contrario, cualquier cosa olvidada, abandonada, no deseada, malquerida o no usada hará que la energía de nuestra casa fluya de manera más lenta y se estanque, y entonces sentiremos que la vida no se mueve.

FICHA TÉCNICA

Nacionalidad del autor Reino Unido
Código 379262
ISBN 9789583041204
Nivel de escolaridad Adultos
Edades Adultos
Género No ficción
Fecha de la última edición 03-13
Páginas 164
Tintas 1 x 1
Encuadernación Tapa dura
Ancho (cm) 15,5
Alto (cm) 23

Comentarios

Escribe tu opinión

Deshágase del desorden con feng shui

Deshágase del desorden con feng shui

Vivimos en una época especial y tenemos la fortuna de vivir en lo que la mayoría de los maestros espirituales actuales consideran como la época más importante para el desarrollo del espíritu humano en la historia del planeta.

El feng shui es el arte de equilibrar y armonizar el flujo de las energías naturales en nuestro entorno, con el fin de crear efectos benéficos para nuestra vida. Las cosas que queremos, las que usamos y apreciamos tienen una energía fuerte y vibrante que proyecta felicidad, lo cual permite que la energía del espacio fluya a través y alrededor de ellas. Si tenemos un propósito claro en la vida y nos rodeamos de cosas que tienen esa maravillosa energía que fluye con libertad, tendremos una vida feliz, dichosa y fluida. Por el contrario, cualquier cosa olvidada, abandonada, no deseada, malquerida o no usada hará que la energía de nuestra casa fluya de manera más lenta y se estanque, y entonces sentiremos que la vida no se mueve.

Escribe tu opinión