Ensayo

La ciudad antigua

Autor
de Coulanges, Fustel

Es una obra acerca de las instituciones sociales de la antigüedad griega y romana. El primer libro está dedicado al culto a los muertos, como la formación de una primera forma de religión. El segundo libro habla sobre la Familia y de cómo esta recibe las primeras reglas jurídicas y morales de esta religión: la autoridad paterna, el matrimonio religioso, la condena por adulterio, el respeto por la propiedad. De la familia, primera forma de sociedad humana, se pasa a la ciudad (libro tercero); cuando estas familias se unen (patrias, curias, tribus), se origina la necesidad de una religión común para conservar reglas comunes, ejercidas en torno al hogar. Cada acto de la vida pública debía acompañarse de un rito; la monarquía primitiva era de carácter sacerdotal y de la autoridad religiosa del rey se derivaba la autoridad jurídica y militar. El cuarto libro examina las causas de la disolución de la ciudad antigua. El quinto libro da a conocer cómo el cristianismo dio el golpe definitivo a la sociedad antigua, y destruye toda divinidad particular de la familia y hace prevalecer únicamente el concepto, afirmado ya por los griegos, de un valor y un fin individual distintos de la vida del estado.

FICHA TÉCNICA

Nacionalidad del autor Francia
Traductor Cigés, Manuel
Código 9003
ISBN 978-958-30-0255-7
Nivel de escolaridad Bachillerato
Edades Jóvenes
Género No ficción
Fecha de la última edición 01-96
Páginas 496
Tintas 1 x 1
Encuadernación Rústica
Ancho (cm) 13,5
Alto (cm) 20,5

Comentarios

Escribe tu opinión

La ciudad antigua

La ciudad antigua

Es una obra acerca de las instituciones sociales de la antigüedad griega y romana. El primer libro está dedicado al culto a los muertos, como la formación de una primera forma de religión. El segundo libro habla sobre la Familia y de cómo esta recibe las primeras reglas jurídicas y morales de esta religión: la autoridad paterna, el matrimonio religioso, la condena por adulterio, el respeto por la propiedad. De la familia, primera forma de sociedad humana, se pasa a la ciudad (libro tercero); cuando estas familias se unen (patrias, curias, tribus), se origina la necesidad de una religión común para conservar reglas comunes, ejercidas en torno al hogar. Cada acto de la vida pública debía acompañarse de un rito; la monarquía primitiva era de carácter sacerdotal y de la autoridad religiosa del rey se derivaba la autoridad jurídica y militar. El cuarto libro examina las causas de la disolución de la ciudad antigua. El quinto libro da a conocer cómo el cristianismo dio el golpe definitivo a la sociedad antigua, y destruye toda divinidad particular de la familia y hace prevalecer únicamente el concepto, afirmado ya por los griegos, de un valor y un fin individual distintos de la vida del estado.

Escribe tu opinión