Ensayo

El origen del hombre

Autor
Darwin, Charles

Este libro es un paradigma indudable de la biología y las ciencias humanas en general; la tesis fundamental que lo atraviesa, el origen del hombre a partir de especies inferiores, marca un hito en la noción evolutiva del ser humano y lo pone a escala global. En el documento científico se plantean las relaciones evolutivas que permiten relacionar al hombre con otras especies, y genera una genealogía biológica donde se concluye la íntima relación natural de los humanos con sus congéneres animales. Darwin establece comparativismos morfológicos y caracteriológicos a fin de encontrar los eslabones evolutivos que permitan entender el complicado árbol que dio origen al animal superior. Visto obviamente desde una perspectiva histórica y reconociendo los límites de los conocimientos a los que tuvo acceso su autor, permite vislumbrar el interés científico por desentrañar el gran enigma del origen; para ello, Darwin recurre a un estudio de las razas humanas, de los componentes sexuales de diferentes especies, para concluir que el hombre desciende de un tipo de organización inferior, conclusión claramente polémica para su época e incluso para la nuestra, donde, a pesar de las conclusiones recientes arrojadas por el Proyecto Genoma Humano, la negación científica sigue encegueciendo al hombre; nada mejor que volver sobre Darwin para dar cuenta de los albores de la búsqueda científica de la cadena evolutiva que nos ha hecho aparentemente superiores.

FICHA TÉCNICA

Nacionalidad del autor Reino Unido
Código 31697
ISBN 978-958-30-0122-2
Nivel de escolaridad Bachillerato
Edades Jóvenes
Género No ficción
Fecha de la última edición 1994
Páginas 688
Tintas 1 x 1
Encuadernación Rústica
Ancho (cm) 13,5
Alto (cm) 20,5

Comentarios

Escribe tu opinión

El origen del hombre

El origen del hombre

Este libro es un paradigma indudable de la biología y las ciencias humanas en general; la tesis fundamental que lo atraviesa, el origen del hombre a partir de especies inferiores, marca un hito en la noción evolutiva del ser humano y lo pone a escala global. En el documento científico se plantean las relaciones evolutivas que permiten relacionar al hombre con otras especies, y genera una genealogía biológica donde se concluye la íntima relación natural de los humanos con sus congéneres animales. Darwin establece comparativismos morfológicos y caracteriológicos a fin de encontrar los eslabones evolutivos que permitan entender el complicado árbol que dio origen al animal superior. Visto obviamente desde una perspectiva histórica y reconociendo los límites de los conocimientos a los que tuvo acceso su autor, permite vislumbrar el interés científico por desentrañar el gran enigma del origen; para ello, Darwin recurre a un estudio de las razas humanas, de los componentes sexuales de diferentes especies, para concluir que el hombre desciende de un tipo de organización inferior, conclusión claramente polémica para su época e incluso para la nuestra, donde, a pesar de las conclusiones recientes arrojadas por el Proyecto Genoma Humano, la negación científica sigue encegueciendo al hombre; nada mejor que volver sobre Darwin para dar cuenta de los albores de la búsqueda científica de la cadena evolutiva que nos ha hecho aparentemente superiores.

Escribe tu opinión