Letras latinoamericanas

Cuentos costumbristas colombianos

Autor
Hernández, Carlos Nicolás

En este libro encontramos una amplia variedad de estilos y temas de cuentistas costumbristas de diferentes regiones del país. Algunos autores crean sus personajes con toques autóctonos claramente regionalistas, destacando el uso particular del lenguaje; otros, en cambio, usan un lenguaje más convencional según la usanza de la época.

Se destaca el interés de estos autores por los imaginarios regionales campesinos, donde los labriegos son un germen literario muy rico para generar historias. Son retratadas en estas historias la vida y las manifestaciones religiosas, naturalistas, folklóricas y cotidianas de la población rural o de las ciudades en sus remotos orígenes. Autores como Julio Posada, autor de El machete, o Tulio González Vélez, de El último arriero, centran su mirada en la vida del campesino, dimensionando la lírica de sus vidas dedicadas a la tierra y al trabajo. Otros, como José Francisco Socarrás, autor de La uña de la gran bestia, logran reflejar con asombrosa similitud las costumbres de su región, en este caso las tradiciones del caribe. Peleas de gallos que enloquecen a los hombres, confrontaciones con el diablo donde el poderoso maligno no siempre resulta ganador, amores imposibles y trágicos donde las víctimas pasan a ser victimarios son, entre otros, los cuadros que visitará el lector de estos cuentos.

FICHA TÉCNICA

Ilustrador Nieto, Eric
Nacionalidad del autor Colombia
Código 35679
ISBN 9789583005725
Nivel de escolaridad Primaria, Bachillerato
Edades 10 a 12, Jóvenes
Género Ficción
Fecha de la última edición 04-99
Páginas 256
Tintas 1 x 1
Encuadernación Rústica
Ancho (cm) 13,5
Alto (cm) 20,5

Comentarios

Escribe tu opinión

Cuentos costumbristas colombianos

Cuentos costumbristas colombianos

En este libro encontramos una amplia variedad de estilos y temas de cuentistas costumbristas de diferentes regiones del país. Algunos autores crean sus personajes con toques autóctonos claramente regionalistas, destacando el uso particular del lenguaje; otros, en cambio, usan un lenguaje más convencional según la usanza de la época.

Se destaca el interés de estos autores por los imaginarios regionales campesinos, donde los labriegos son un germen literario muy rico para generar historias. Son retratadas en estas historias la vida y las manifestaciones religiosas, naturalistas, folklóricas y cotidianas de la población rural o de las ciudades en sus remotos orígenes. Autores como Julio Posada, autor de El machete, o Tulio González Vélez, de El último arriero, centran su mirada en la vida del campesino, dimensionando la lírica de sus vidas dedicadas a la tierra y al trabajo. Otros, como José Francisco Socarrás, autor de La uña de la gran bestia, logran reflejar con asombrosa similitud las costumbres de su región, en este caso las tradiciones del caribe. Peleas de gallos que enloquecen a los hombres, confrontaciones con el diablo donde el poderoso maligno no siempre resulta ganador, amores imposibles y trágicos donde las víctimas pasan a ser victimarios son, entre otros, los cuadros que visitará el lector de estos cuentos.

Escribe tu opinión