Literatura juvenil

Viendo el fuego desde la terraza

Autor
Buitrago, Jairo

El día de la toma del Palacio de Justicia, un par de hermanos y una compañera del colegio deben regresar a su casa caminando un tramo, ya que las revueltas impiden que lo hagan de la manera habitual. Gabriel no puede creer que esto esté pasando, por fin, Manuela, la niña de quien está enamorado, sabrá que él existe. Con el trasfondo de uno de los momentos más dramáticos de la historia del país, una pareja de jóvenes comienza a conocerse y a estrechar lazos que permanecerán en la memoria del protagonista. Es una historia muy bien contada, centrada en la relación que se teje, de alguna manera, alentada por el miedo. Con el paso de las horas la situación de peligro se hace evidente, aunque los jóvenes ignoran qué está pasando en realidad.

FICHA TÉCNICA

Ilustrador Barrón, Israel
Código 605046
ISBN 9789583060953
Nivel de escolaridad Bachillerato
Edades 10 a 12, Jóvenes
Género Ficción
Fecha de la última edición 07-20
Páginas 108
Tintas 1 x 1
Encuadernación Tapa dura
Ancho (cm) 13,5
Alto (cm) 20,5
Disponible en Colombia, Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay, Venezuela
Valores Esperanza

Comentarios

Escribe tu opinión

Viendo el fuego desde la terraza

Viendo el fuego desde la terraza

El día de la toma del Palacio de Justicia, un par de hermanos y una compañera del colegio deben regresar a su casa caminando un tramo, ya que las revueltas impiden que lo hagan de la manera habitual. Gabriel no puede creer que esto esté pasando, por fin, Manuela, la niña de quien está enamorado, sabrá que él existe. Con el trasfondo de uno de los momentos más dramáticos de la historia del país, una pareja de jóvenes comienza a conocerse y a estrechar lazos que permanecerán en la memoria del protagonista. Es una historia muy bien contada, centrada en la relación que se teje, de alguna manera, alentada por el miedo. Con el paso de las horas la situación de peligro se hace evidente, aunque los jóvenes ignoran qué está pasando en realidad.

Escribe tu opinión