No te gustaría ser

¡No te gustaría ser un samurái!

Autor
Macdonald, Fiona

Los samuráis comenzaron a hacerse famosos alrededor del año 1200. En esa época, cualquier guerrero valiente podía aspirar a unirse al ejército de un jefe militar como samurái (hombre que sirve). Pero en 1590, el general Toyotomi Hideyoshi tomó el control de Japón. Prohibió a todos, excepto a los samuráis de esa época y a sus hijos, poseer espadas o pelear con ellas. ¡Ya es tarde para ti! Solo pueden reclutarse samuráis provenientes de antiguas familias samuráis, no de familias comunes como la tuya. Quisieras ser un samurái cuando crezcas y sorprender a todo el mundo con tu valentía y tus habilidades. Pero la vida del samurái es dura y peligrosa, así como también glamorosa y excitante. Durante siglos, los samuráis han combatido entre sí por la riqueza y el poder. Hay nuevas leyes que buscan detener las guerras samuráis, pero estas leyes también previenen que los muchachos comunes como tú se conviertan en guerreros. ¡Tal vez no sea tan malo!, piénsalo con cuidado y luego hazte la pregunta: ¿Realmente quiero ser un samurái?

FICHA TÉCNICA

Traductor Esguerra, María Patricia
Nacionalidad del autor Inglaterra
Código 358463
ISBN 978-958-30-3806-8
Nivel de escolaridad Primaria, Bachillerato
Edades 8 a 10, 10 a 12
Género No ficción
Fecha de la última edición 09-11
Páginas 32
Tintas 4 x 4
Encuadernación Tapa dura
Ancho (cm) 21
Alto (cm) 24

Comentarios

Escribe tu opinión

¡No te gustaría ser un samurái!

¡No te gustaría ser un samurái!

Los samuráis comenzaron a hacerse famosos alrededor del año 1200. En esa época, cualquier guerrero valiente podía aspirar a unirse al ejército de un jefe militar como samurái (hombre que sirve). Pero en 1590, el general Toyotomi Hideyoshi tomó el control de Japón. Prohibió a todos, excepto a los samuráis de esa época y a sus hijos, poseer espadas o pelear con ellas. ¡Ya es tarde para ti! Solo pueden reclutarse samuráis provenientes de antiguas familias samuráis, no de familias comunes como la tuya. Quisieras ser un samurái cuando crezcas y sorprender a todo el mundo con tu valentía y tus habilidades. Pero la vida del samurái es dura y peligrosa, así como también glamorosa y excitante. Durante siglos, los samuráis han combatido entre sí por la riqueza y el poder. Hay nuevas leyes que buscan detener las guerras samuráis, pero estas leyes también previenen que los muchachos comunes como tú se conviertan en guerreros. ¡Tal vez no sea tan malo!, piénsalo con cuidado y luego hazte la pregunta: ¿Realmente quiero ser un samurái?

Escribe tu opinión