Viaje a través del tiempo

Un antiguo fuerte romano

Autor
Johnson, Stephen

El nacimiento del imperio romano está antecedido por la expansión y control de Roma. La denominación Imperium Romanum quiere decir dominio de Roma, que se dio primero sobre la península itálica y luego sobre el Mediterráneo. Desde el estrecho hoy conocido como de Gibraltar, hasta el Asia Menor y las costas del mar Caspio y el golfo pérsico; desde el norte de África hasta Caledonia en los límites actuales de Escocia, este enorme territorio llegó a medir más de 6.500.000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, su consolidación no habría sido posible sin la existencia de un ejército profesional, una maquinaria de guerra que contaba para sus propósitos con un instrumento muy eficaz: el fuerte romano. En la isla de Gran Bretaña, por ejemplo, por orden del emperador Adriano el ejército construyó  una fortificación que se conoce como Muro de Adriano, con una extensión de 117 kilómetros, 14 fuertes, 80 fortines, un foso de diez metros en la parte exterior y, en la parte interior, un camino militar.

Con precisión y claridad, este libro explica el diseño fundamental del fuerte, las barracas, la casa del comandante, el cuartel, las defensas, la higiene, el mantenimiento, los graneros y, en general, la vida cotidiana en esas instalaciones. Aquí se muestra el entrenamiento del soldado, su situación familiar y sus ocupaciones en el tiempo libre.

FICHA TÉCNICA

Ilustrador Bergin, Mark
Nacionalidad del autor Inglaterra
Traductor Esguerra, María Patricia
Código 339805
ISBN 978-958-30-3553-1
Nivel de escolaridad Primaria, Bachillerato
Edades 10 a 12, Jóvenes
Género No ficción
Fecha de la última edición 01-11
Páginas 48
Tintas 4 x 4
Encuadernación Rústica
Ancho (cm) 22
Alto (cm) 28
Valores Inventiva/creatividad

Comentarios

Escribe tu opinión

Un antiguo fuerte romano

Un antiguo fuerte romano

El nacimiento del imperio romano está antecedido por la expansión y control de Roma. La denominación Imperium Romanum quiere decir dominio de Roma, que se dio primero sobre la península itálica y luego sobre el Mediterráneo. Desde el estrecho hoy conocido como de Gibraltar, hasta el Asia Menor y las costas del mar Caspio y el golfo pérsico; desde el norte de África hasta Caledonia en los límites actuales de Escocia, este enorme territorio llegó a medir más de 6.500.000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, su consolidación no habría sido posible sin la existencia de un ejército profesional, una maquinaria de guerra que contaba para sus propósitos con un instrumento muy eficaz: el fuerte romano. En la isla de Gran Bretaña, por ejemplo, por orden del emperador Adriano el ejército construyó  una fortificación que se conoce como Muro de Adriano, con una extensión de 117 kilómetros, 14 fuertes, 80 fortines, un foso de diez metros en la parte exterior y, en la parte interior, un camino militar.

Con precisión y claridad, este libro explica el diseño fundamental del fuerte, las barracas, la casa del comandante, el cuartel, las defensas, la higiene, el mantenimiento, los graneros y, en general, la vida cotidiana en esas instalaciones. Aquí se muestra el entrenamiento del soldado, su situación familiar y sus ocupaciones en el tiempo libre.

Escribe tu opinión