LibrosLiteraturaCuentoLa leyenda de sleepy hollow y otros relatos espectrales

La leyenda de sleepy hollow y otros relatos espectrales

668902
Jinetes sin cabeza, condesas ultrajadas, damas guillotinadas, retratos vivientes, sabuesos infernales, princesas encantadas, ancestros vengativos, navegantes condenados son algunos de los diversos y atribulados fantasmas que habitan esta antología. Washington Irving fue el mayor escritor estadounidense de su tiempo: mentor de Poe, Dickens y Hawthorne, se consolidó como el primer autor profesional de su país y como un pionero de las historias de fantasmas, cuentos extraños, fantasía y terror. Fue un hombre existencialmente ansioso y emocionalmente complejo, perturbado por su fama y atormentado por la soledad. Estos inquietantes temas recorren sus relatos: “La leyenda de Sleepy Hollow”, “Rip van Winkle”, , “La aventura del estudiante alemán”, “El diablo y Tom Walker”, entre otros. Su universo es uno de los más soleados de la ficción de terror, pero todo espacio soleado esconde un reverso oscuro, envuelto en sombras y engullido por la noche. Irving es la definición misma de quien pasa silbando por delante de un cementerio, llevando la sangre fría a espacios de ansiedad y duda, y aunque sus personajes son socarrones rozando lo burlesco —como el enjuto Ichabod Crane, el barbudo Rip van Winkle o el Dragón audaz— no pueden ocultar del todo los miedos reales que representan. No es probable que los espectros de Irving lo hagan saltar, pero quizá lo mantengan despierto o llenen su vida de sueños extraños. En el mejor de los casos, el mundo de Irving es una ensoñación que seduce y embriaga; en el peor, es despertarse en la noche, solo, confundido e inquieto. Sus fantasías son agradablemente seductoras, pero, al igual que la “jarra perversa” de Rip van Winkle, también tienen una poderosa mordedura.
$ 43.000

Calcular el tiempo de entrega

Loading interface...
Comparte
Jinetes sin cabeza, condesas ultrajadas, damas guillotinadas, retratos vivientes, sabuesos infernales, princesas encantadas, ancestros vengativos, navegantes condenados son algunos de los diversos y atribulados fantasmas que habitan esta antología. Washington Irving fue el mayor escritor estadounidense de su tiempo: mentor de Poe, Dickens y Hawthorne, se consolidó como el primer autor profesional de su país y como un pionero de las historias de fantasmas, cuentos extraños, fantasía y terror. Fue un hombre existencialmente ansioso y emocionalmente complejo, perturbado por su fama y atormentado por la soledad. Estos inquietantes temas recorren sus relatos: “La leyenda de Sleepy Hollow”, “Rip van Winkle”, , “La aventura del estudiante alemán”, “El diablo y Tom Walker”, entre otros. Su universo es uno de los más soleados de la ficción de terror, pero todo espacio soleado esconde un reverso oscuro, envuelto en sombras y engullido por la noche. Irving es la definición misma de quien pasa silbando por delante de un cementerio, llevando la sangre fría a espacios de ansiedad y duda, y aunque sus personajes son socarrones rozando lo burlesco —como el enjuto Ichabod Crane, el barbudo Rip van Winkle o el Dragón audaz— no pueden ocultar del todo los miedos reales que representan. No es probable que los espectros de Irving lo hagan saltar, pero quizá lo mantengan despierto o llenen su vida de sueños extraños. En el mejor de los casos, el mundo de Irving es una ensoñación que seduce y embriaga; en el peor, es despertarse en la noche, solo, confundido e inquieto. Sus fantasías son agradablemente seductoras, pero, al igual que la “jarra perversa” de Rip van Winkle, también tienen una poderosa mordedura.

Califica este libro

Comentarios

Cargando el resumen…
Cargando comentarios…